• Al Grupo Parlamentario del PRI le satisface que en México será frenada cualquier malsana intentona de regresar a las perniciosas prácticas de la reelección

Guanajuato, Gto. 14 May. (GPPRI).- El freno a la ‘Ley Bonilla’ constituye un hecho histórico de la más alta relevancia en la historia de nuestra vida constitucional, y que muestra la voluntad política de la Suprema Corte de Justicia de la Nación para defender el orden constitucional, destacó el diputado José Huerta Aboytes.

En asuntos generales de la sesión del Congreso del Estado de este jueves, el legislador priista resaltó que la sentencia en mención resuelve de manera acumulada seis acciones de inconstitucionalidad, entre las que figuraba una que hizo valer el Partido Revolucionario Institucional, que impugnaban tanto el procedimiento legislativo como los alcances de la reforma.

El congreso local de Baja California, para realizar de manera urgente la enmienda, con 21 votos a favor y una abstención dispensó el turno de la iniciativa a comisiones, y adujo como razón de la urgencia y la necesidad de la reforma que de continuar con el periodo de la gubernatura como se encuentra en la actual constitución, generaría una mayor afectación al erario público del estado, creando una incertidumbre económica, política y social, impactando de manera inevitable los servicios públicos y el bienestar integral de los ciudadanos de Baja California.

El diputado Huerta señaló que contra estos argumentos que se antojan frívolos e insustanciales, la Corte, actuando como tribunal constitucional, no sólo como intérprete sino como defensor de nuestra Ley suprema, determinó puntualmente las violaciones que se cometieron en el proceso que revisó, y nos dejó una serie de alentadoras lecciones:

El proceso para ampliar el mandato del gobernador fue un proceso fraudulento.

Que esa tentativa de ampliación del mandato entraña la violación del principio de no reelección, dado que éste implica la prohibición fundamental de prorrogar o extender el mandato más allá del tiempo para el cual el gobernante ha sido democráticamente electo.

Y en sus puntos resolutivos, determinó que el mencionado intento del Congreso de Baja California, vulneró de manera evidente algunos de los principios esenciales consagrados por la carta magna, como el principio de certeza electoral, los principios de legalidad y seguridad jurídica y los que establecen y garantizan elecciones libres, auténticas y periódicas, mediante sufragio universal, libre, secreto y directo.

Así también, los derechos de participación política que se traducen en las prerrogativas de votar y poder ser votados, y de manera complementaria el derecho a votar y ser votado en condiciones de libertad e igualdad; el principio cardinal de no reelección y el principio de irretroactividad de la ley.

Por todo lo anterior, la resolución muestra la clara voluntad política de los integrantes de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, de comportarse como un órgano de defensa del orden constitucional y del principio de supremacía de nuestra carta magna.

Queda acreditada la visión de nuestro tribunal constitucional, de mantener la vigencia del sistema democrático y del pacto federal.

Pero ante todo, nos satisface, que quede claro, que en México será frenada cualquier malsana intentona de regresar a las perniciosas prácticas de la reelección, puntualizó el diputado José Huerta Aboytes.

 

Siguenos