Guanajuato, Gto. 23 Jul. (GPPRI).- Ante el crecimiento del narcomenudeo en Guanajuato, al alcanzar el primer lugar a nivel nacional en carpetas de investigación, el Grupo Parlamentario del PRI exhorta al Secretario de Seguridad Pública, Alvar Cabeza de Vaca, a rectificar la estrategia y que el tema sea tratado como de alta prioridad.

Así también propone que el narcomenudeo sea abordado como un tema de salud pública, para enfrentarlo de manera integral.

Para el GPPRI, se identifica al narcomenudeo como un riesgo ascendente a la inseguridad.

El narcomenudeo es un problema de salud pública incluso más que un problema criminal y así debe ser atendido en su inicio.

Por ello, en Guanajuato debe haber un diagnóstico sobre esta problemática, donde el sector salud debe realizar más exámenes toxicológicos para conocer qué drogas se consumen, dónde y por quiénes, lo que permitirá establecer los mecanismos para el combate y prevención de este fenómeno.

El narcomenudeo es una rama de la delincuencia organizada, y en Guanajuato hay clara evidencia de la incapacidad para afrontarlo de manera correcta. Muestra de ello, es el número de asesinatos.

Por ser de alta prioridad y porque su debida atención por parte de las autoridades redundará en el beneficio de los ciudadanos, es un tema que debe ser atendido ya.

La Secretaría de Salud y la Secretaría de Seguridad Pública deben de presentar un informe sobre las acciones que han realizado para atender el tema del narcomenudeo y las adicciones.

Las y los diputados del PRI proponen que ambas dependencias, de manera coordinada, deben implementar y promover la introducción de programas educativos relacionados con la prevención de adicciones en el Estado.

Además de que deben promover y, en su caso implementar en las instituciones educativas de nivel básico y medio superior, medidas preventivas para evitar el crecimiento de las adicciones.

Se debe dar protección a niños, jóvenes y adolescentes.

A nivel nacional este delito aumentó 50% en los últimos cuatro años, pero en Guanajuato fue de 185%, de acuerdo con cifras del Secretariado Nacional. De ahí la gravedad.

El Instituto Nacional de Estadística y Geográfica (Inegi), en su Censo Nacional de Procuración de Justicia Estatal 2018, apuntaba que de 33 mil 330 delitos denunciados cometidos por adolescentes, los tres primeros eran robo, lesiones y narcomenudeo.

El mismo censo detalla que en 2017 se registraron 52 mil 917 casos de narcomenudeo, en el 92.8% estuvieron involucrados adultos, el resto lo cometió adolescentes principalmente por posesión de droga.

Entre las principales drogas decomisadas estuvieron marihuana, metanfetamina, cocaína y heroína.

El Centro de Integración Juvenil (CIJ) de León, informó recientemente que de 650 pacientes que atendieron el año pasado por alguna adicción, casi el 30% fue remitido a la Secretaría de Seguridad Pública de León o la Fiscalía General del Estado, ya sea porque cometieron alguna falta administrativa o por alguna conducta ilícita vinculada al consumo de sustancias.

Y alertó que la población atendida cada vez es más joven, pues aunque la mayoría va de 13 a 20 años, se han dado casos de niños.

La droga más consumida en León es la marihuana, de la cual hay distintos tipos y presentaciones que pueden llegar a ser más dañinas; y la segunda es el cristal, que genera problemas a nivel neurológico, en el sistema circulatorio y nervioso, además de una dependencia muy elevada y daños en el organismo.

El narcomenudeo es el comercio de drogas ilícitas en una pequeña escala u operación hormiga; de esta forma el narcotráfico distribuye dichas sustancias a la sociedad. Y esto se está dando todos los días en Guanajuato y cada vez más.

Al Grupo Parlamentario del PRI le preocupa que de 2017 a la fecha el estado de Guanajuato ha duplicado el número de carpetas de investigación por el delito de narcomenudeo.

Durante el primer semestre de ese año se registraron 3 mil 176 carpetas por este delito contemplado en la Ley General de Salud, mientras que, en el mismo lapso, pero de 2020 el número de indagatorias ascendió a 6 mil 769, lo que coloca al estado como la entidad federativa con el mayor número de incidencias a nivel nacional.

En segundo lugar, se encuentra el estado de Coahuila con 5 mil 275, le sigue Baja California con 5 mil 196, Chihuahua con 3 mil 535 y la Ciudad de México con 2mil 900.

El exhorto también es a que la ciudadanía coopere con los distintos cuerpos de seguridad, denunciando al 911, de manera anónima, para dar a conocer dónde hay narcomenudeo.

Siguenos