Guanajuato, Gto. 22 Oct. (GPPRI).- A propuesta formulada por el Grupo Parlamentario del PRI, el Pleno del Congreso exhortó al Secretario de Hacienda, Arturo Herrera Gutiérrez, a que informe qué montos se destinaron a Guanajuato de 2018 a la fecha respecto a los fondos y fideicomisos extinguidos.

Lo anterior, a efecto de saber la cantidad de recursos que se quitan y a dónde se destinarán.

Al hablar a favor del exhorto, la diputada Celeste Gómez Fragoso planteó que una vez consumada la extinción de 109 fondos y fideicomisos en el Senado de la República, claro está que este recurso irá a una bolsa general del Presidente con manejo discrecional, sin tener definidas reglas de operación para redistribuir dichos recursos.

La legisladora señaló que, como se decía en la retórica antigua, con ‘dedo flamígero’, el Presidente extingue de un ‘plumazo’ instrumentos que si bien pueden tener defectos y puede haber fallas en su ejecución, sí garantizaban fondos para diversos grupos que lo necesitan.

Entre ellos están científicos, artistas, innovadores, víctimas, damnificados, periodistas, campesinos, defensores de derechos humanos, y ahora hasta el medio ambiente.

Pero ante un llamado de corrupción, se extinguen los fondos y fideicomisos, y luego viene la discrecionalidad.

A consideración de la diputada priista, el proceso debió ser a la inversa: primero auditar, saber dónde había fallas, en su caso extinguir, eliminar, y sancionar a los culpables.

La diputada Celeste Gómez Fragoso cuestionó lo dicho por el Presidente de la República, en el sentido de que quienes defienden los fideicomisos defienden la corrupción, porque no es así de simple ni así de llano.

Puntualizó que la autoridad debe tomar decisiones equilibradas, congruentes y justas, enfatizando el derecho a saber cuál será el paradero de esos recursos para poder actuar en consecuencia.

Siguenos