Guanajuato, Gto. 6 May. (GPPRI).- El Grupo Parlamentario del PRI por conducto del diputado José Huerta Aboytes propuso incorporar en el plan de trabajo anual de la Procuraduría de los Derechos Humanos acciones tendientes a perfeccionar políticas públicas y replantear sus programas preventivos, para no incurrir en opacidad.

En uso de la voz en la sesión del Congreso del Estado de este jueves, el legislador planteó que la Procuraduría de los Derechos Humanos del estado de Guanajuato, por mandato expreso de la ley que lo rige, tiene por objeto la protección, defensa, promoción, estudio y divulgación de ese estatuto fundamental, además de propiciar la cultura de su respeto. La representación legal del mismo, recae en el Procurador.

En días pasados, el ombudsperson estatal, rindió ante esta soberanía, el vigésimo séptimo informe anual de actividades de ese organismo autónomo, de donde se desprenden algunas áreas de oportunidad en materia de protección, defensa, promoción, estudio y divulgación de los derechos humanos en nuestro estado.

El diputado José Huerta destacó que en la bancada priista consideran que a fin de conseguir una adecuada defensa y protección de los derechos humanos en el estado, se tiene que realizar una amplia y eficiente difusión a toda la población de lo que son esas prerrogativas.

Las campañas de difusión deben de ser permanentes, y éstas apoyadas en todos los ámbitos gubernamentales, poniendo un acento especial en las dependencias tanto estatales y municipales, así como en los organismos públicos autónomos que a causa de las recomendaciones que reciban, puedan desencadenar un adecuado proceso prevención, corrección y retroalimentación.

Asimismo, que la educación en materia de derechos humanos debe de impartirse desde los niveles escolares básicos y, por ende, la suscripción de convenios con las autoridades educativas del estado deberá de ser fundamental para que se materialice, y se convierta en la piedra angular de la prevención de posibles violaciones a derechos humanos.

Es saludable el replanteamiento de los programas preventivos en materia de derechos Humanos, así como el diseño de nuevas propuestas de capacitación y educación, pues aún es alta la tasa de incidencia de autoridades que violentan los derechos fundamentales.

El diputado Huerta expuso que las acciones propuestas conllevan a que la procuraduría no incurra en opacidad en cuanto a sus acciones, y a que las autoridades reduzcan paulatinamente las conductas violatorias de los derechos fundamentales.

“Queremos un órgano genuinamente protector de las y los guanajuatenses; que se consolide como un escudo contra los vestigios del abuso, la prepotencia y el autoritarismo que aún pudieran subsistir en algunas áreas del gobierno. Que se despoje de todo signo de prevaricación, de solapamiento y de la más mínima sospecha de oficialismo; para que pueda transitar, en la conciencia de la ciudadanía, de una instancia puramente burocrática a una entidad auténticamente garante de su dignidad humana”, apuntó.

Siguenos