• “Reprochable que se mantenga la miopía oficial de años respecto de la existencia de fosas clandestinas así como la falta de apoyo a los familiares”: diputado José Huerta Aboytes

Guanajuato, Gto. 13 May. (GPPRI).- El Grupo Parlamentario del PRI por conducto del diputado José Huerta Aboytes, expresó su solidaridad con los familiares de personas desaparecidas y llamó a las autoridades de los tres niveles de gobierno a que se sensibilicen, sean transparentes y se profesionalicen en la búsqueda de personas desaparecidas.

En la sesión del Congreso del Estado de este jueves, el legislador priista señaló que duele a Guanajuato y duele a México, el hecho de que padres, hermanos, cónyuges e hijos, busquen desesperadamente a algún familiar desaparecido, en tanto que la angustia de tener uno o más familiares sin localizar deja heridas lacerantes y mal cicatrizadas que afectan el tejido social y la vida familiar.

La única manera de mitigar un poco esa dolencia radica en el hallazgo de la persona desaparecida y en el esclarecimiento de los hechos que ocasionaron su desaparición.

“Por ello, las diputadas y los diputados que integramos el Grupo Parlamentario del PRI expresamos nuestra solidaridad con los familiares de las personas desaparecidas. Moralmente y con todos los instrumentos legales a nuestro alcance, los acompañamos en su lucha”, expresó.

El diputado José Huerta señaló que las acciones emprendidas por los colectivos y personas que integran la Caravana Internacional de Búsqueda de Desaparecidos, que desde hace algunos días se encuentran en territorio estatal, les dejan serias dudas y grandes cuestionamientos sobre la actuación de las autoridades federales, estatales y municipales en materia de búsqueda de personas desaparecidas.

Esta bancada se suma a la exigencia que reiteradamente realizan los colectivos a fin de que se lleven a cabo las acciones necesarias de búsqueda, investigación, identificación y localización de personas.

El legislador priista dijo que por los medios de comunicación y las redes sociales, se han dado cuenta de que pese a la pandemia y las restricciones que trajo consigo, las personas que integran los colectivos de búsqueda, con sus propios medios, han hecho hallazgos de fosas clandestinas, se encargan de resguardos y denuncian los hechos a las autoridades competentes, lo que es lamentable, pues son las autoridades las obligadas y encargadas de investigar y de dar con estos hallazgos, así como de encontrar a las personas desparecidas.

“Sin embargo nos encontramos que en suplencia de la autoridad, los propios familiares de los desaparecidos están haciendo su tarea”, enfatizó el diputado.

Puntualizó que resulta reprochable el hecho de que se mantenga la miopía oficial de años respecto de la existencia de fosas clandestinas así como la falta de apoyo a los familiares de personas desaparecidas, quienes hasta ahora adolecen de un trato digno, pero sobre todo la falta de resultados por parte de la Fiscalía General del Estado y de la Secretaría de Seguridad Pública.

Sabemos que hay muchas asignaturas pendientes con los familiares de los desaparecidos, entre otras como lo es la falta de instalación del Registro Estatal de Fosas Comunes y Clandestinas

En el tema, nuestras autoridades caminan a paso lento, pues se han visto solo algunas acciones, una de ellas la creación de un micrositio con un mapa donde se visualizan contextos de hallazgo pero aún queda mucho por hacer.

Destacó que las personas afectadas nos han demostrado que haciendo las cosas con esmero y dedicación, se puede avanzar en el tema; prueba de ello es que a raíz de los trabajos emprendidos por estas caravanas se han logrado reconocer 150 “posibles positivos”, así como pistas para encontrar con vida a personas desaparecidas.

De acuerdo con la Comisión Nacional de Búsqueda de Personas Desaparecidas, al 2 de marzo de 2021 había 2 mil 399 personas desaparecidas en Guanajuato, siendo Celaya, Irapuato, León, Salamanca y Pénjamo las ciudades con mayor incidencia.

De ese gran total, mil 256, es decir el 52.3%, corresponde a personas desaparecidas recientemente, entre el 1 de diciembre de 2018 al 1 de marzo de 2021.

Cabe mencionar que buena parte de estos hallazgos se dieron por la presión de colectivos de familiares en búsqueda y la propia participación de la Comisión Nacional de Búsqueda, junto con la Comisión Estatal, haciendo que el problema ya no pudiera ser minimizado como lo estaban haciendo.

Siguenos