POSICIONAMIENTO A FAVOR DE LA MINUTA PROYECTO DE DECRETO POR LA QUE SE REFORMAN, ADICIONAN Y DEROGAN DIVERSAS DISPOSICIONES DE LOS ARTÍCULOS 3O. 31 Y 73 DE LA CONSTITUCIÓN EN MATERIA EDUCATIVA.

Con la venia del diputado presidente y de las diputadas y los diputados que integran la mesa directiva, compañeros legisladores de este honorable Congreso del Estado de Guanajuato, asistentes que nos acompañan a esta sesión de pleno y quienes nos siguen a través de los diferentes medios de comunicación.

Durante la sesión ordinaria del 18 de octubre próximo pasado, a nombre del Grupo Parlamentario del que formo parte, me pronunciaba expresamente en contra de toda medida que pretendiera suspender, derogar o dejar sin efecto la reforma educativa de 2013.

Las motivaciones jurídicas, políticas, sociales e ideológicas que adujimos entonces, estaban condicionadas por nuestro compromiso manifiesto con la prevalencia de los derechos de los niños, las niñas y los adolescentes.

Manifestamos entonces, que todo intento contra la decisión adoptada en el seno del Constituyente Permanente hace poco más de cinco años, constituía un atentado contra el bienestar de la niñez y la juventud de México y de Guanajuato.

Y agregábamos, que la supresión de la evaluación del desempeño de los docentes y del proceso educativo en general, es incurrir en actitudes regresivas y perjudiciales para el bienestar de los educandos y del desarrollo del país.

La evaluación por sí misma no mejora la calidad de la educación, pero es una herramienta de incalculable importancia para que ésta se pueda alcanzar, porque este proceso, tiene como meta fundamental el mejoramiento continuo de los procesos y sobre todo de los resultados educativos.

El día de hoy, en un plano de estricta congruencia, nos manifestamos en pro de la minuta de decreto que ha sido enviada por el Senado de la República para reformar los artículos 3°, 31 y 73 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

En estricto, dicha minuta contiene la enmienda que deja sin efecto el texto de la Reforma Educativa de 2013.

Al dar nuestro voto afirmativo no nos estamos desdiciendo de nuestra postura anterior, ni estamos abjurando de nuestras convicciones por la educación pública, gratuita, laica, científica, inclusiva y universal.

Pero mucho menos estamos soslayando nuestro compromiso esencial con el interés superior de la niñez y con la educación de calidad que merecen nuestras niñas y niños y la juventud de Guanajuato, aun cuando ahora, en la nueva normativa, se le etiquete como educación de excelencia.

Damos nuestro voto a favor del dictamen que se nos presenta, porque se fortalece el catálogo de principios filosóficos de la Educación, al incluir a ese elenco axiológico la aspiración de que en nuestros procesos de enseñanza aprendizaje se procure la universalidad y la inclusión.

Apoyamos el dictamen de la minuta que se nos presenta, porque en esencia, el modelo que se contiene en la propuesta coincide en lo sustancial con la Reforma Educativa de 2013. En efecto, como se puede apreciar, se incluye la obligatoriedad de la educación inicial y se garantiza la educación superior.

Por otra parte, aun cuando por una lamentable errata se había excluido en el texto inicial de la iniciativa, se mantiene la autonomía de la educación superior, cuya supresión no sólo hubiera constituido un tremendo retroceso histórico y cultural, sino que hubiera puesto en evidencia la imagen de México como un país retrógrado y autoritario.

Una preocupación primordial que tuvimos a lo largo de este turbulento proceso legislativo es el relativo a la posible injerencia en los procesos selectivos y de control presupuestal, de estamentos corporativos, que aun cuando tienen nexos con la educación sus intereses son muy ajenos a los fines de la misma.

No obstante, nos complace advertir el imperativo constitucional que se establece en el párrafo segundo del artículo 3°, mediante el cual se garantiza la rectoría del Estado sobre la educación pública.

En atención a ello, el Ejecutivo Federal, entre otros, determinará los principios rectores y objetivos de la educación inicial, así como los planes y programas de estudio de la educación básica y normal en toda la República.

Pese a la extensión y detalle con el cual se establece la norma constitucional, es gratificante que se establezca la recuperación del civismo, la promoción de los valores y la preservación del medio ambiente.

Es muy notoria la supresión del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, aun cuando la denominación que se le otorga, ahora, a la instancia aplicada a la evaluación, es la de “Centro Nacional para la Revalorización del Magisterio y la Mejora Continua de la Educación”.

Ésta sigue siendo determinante para que el proceso resulte de excelencia, porque es definitivo que no se puede brindar una educación adecuada a las necesidades de los educandos, si no existen elementos para la comparación y la mejora.

Nos interesa que derivadas de la evaluación haya retroalimentación y corrección de las desviaciones y deficiencias, aun cuando se eliminen los aspectos supuestamente punitivos que tanto preocupan a los grupos de presión que estuvieron dificultando el proceso legislativo que está concluyendo.

A propósito de esos grupos; y con esto concluyo, El Grupo Parlamentario del PRI, por mi conducto, hace patente el más sentido reconocimiento al magisterio guanajuatense, por el compromiso activo que manifestaron a lo largo de estos meses en que se discutió la Reforma de 2013.

En todo ese tiempo, las maestras y los maestros de las secciones sindicales 13 y 45 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, no faltaron a una sola de sus clases.

No dejaron, como jamás lo han hecho, de cumplir con su noble quehacer de formar a las futuras generaciones de guanajuatenses, en los valores de la instrucción, de la cultura, de la honestidad y de la responsabilidad.

Para nosotros, el Magisterio guanajuatense es un apostolado laico cuya misión se cumple cotidianamente en las aulas y salones de clase, en donde se inculca a nuestras niñas y niños, el significado del amor a la patria y el orgullo de ser guanajuatense.

 

Siguenos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *