POSICIONAMIENTO DEL GPPPRI DE INICIO DE LEGISLATURA

Con su permiso ciudadana presidenta.

Compañeras diputadas y diputados; asistentes.

Comparezco a esta tribuna, para fijar la postura que habrá de seguir el grupo parlamentario del partido revolucionario institucional ante esta soberanía

Como representantes populares, reconocemos que somos depositarios de un claro mandato que nos ha sido conferido por una parte muy importante de la sociedad, a la que nos debemos como servidores públicos.

Por lo tanto, nuestro posicionamiento se rige por la máxima de que siempre someteremos cada una de nuestras promociones, acuerdos y acciones legislativas a los intereses superiores de los guanajuatenses.

Asumir la responsabilidad de representar al pueblo de guanajuato, implica hacerlo con la más firme intención de entregarse por completo a la tarea de hacer nuestas sus demandas y de darles la certeza de que seremos un apoyo incondicional para la solución de sus problemas.

Debemos desterrar la tentación de ejercer la representación de manera patrimonialista; erradicar las decisiones caprichosas, el amiguismo, el compadrazgo y el nepotismo; y condenarlas como prácticas que denigran a quienes las ejerzan porque resultan indignas de quienes han recibido el mandato del pueblo para representarlo.

Estaremos permanentemente vigilando que las decisiones que se tomen sean con visión de estado y de beneficio social, no con dedicatoria selectiva y con intenciones electorales.

Seremos una oposición responsable y leal, firme, constructiva y proactiva, pero de ninguna manera esperen que nos convirtamos en una simple comparsa testimonial, en una bancada de a modo, o en una pura resistencia permisiva.

No bloquearemos los proyectos que le convengan a la mayoría de la sociedad y que procuren un claro beneficio colectivo, porque para el pri primero están guanajuato y los intereses de su gente.

Con igual determinación, rechazaremos todo aquello que pueda comprometer la estabilidad del estado, el patrimonio de las personas, el bienestar de nuestras familias y los derechos de los trabajadores.

A todos los guanajuatenses que nos dieron su confianza les decimos: vamos a representarlos con pasión, con inteligencia y con dignidad, sus causas son nuestras causas: las vamos a defender y a promover desde el seno de esta honorable asamblea.

En ese marco, postulamos que el sistema democrático exige la colaboración de todo el cuerpo social, que todos afronten con entereza el rol que les toca; pero sobre todo, impone que la autoridad asuma su papel de buen gobierno y que no eluda su responsabilidad.

Es un hecho que hasta el momento hemos fracasado en el combate a la violencia social. No hemos sido capaces de derrotarla y no vamos a hacerlo si sólo nos dedicamos al reparto de culpas; nuestro grupo parlamentario se mantendrá atento para realizar las funciones que legamente nos correspondan.

De común acuerdo debemos eliminar de la vida institucional la aplicación selectiva de la ley, que es una de las desviaciones más irritantes del ejercicio del poder público.

Un imperativo ineludible de nuestra acción será el impulso constante a la educación de calidad, con el fin de generar ciudadanos conscientes de su responsabilidad y de su contribución al desarrollo de la sociedad.

En ese importante renglón , propondremos que las diversas etapas de la educación formal, tenga como objetivo la generación de las competencias pertinentes, para que nuestros jóvenes sean capaces de impulsar el crecimiento de la pequela y mediana industria, que sirva como pivote del desarrollo de las regiones menos favorecidas del estado.

Los resultados de la pasada jornada electoral que se llevó a cabo en el país, nos arrojan una serie de mensajes que la ciudadanía mandó a la clase política por medio de la voz de los sufragios que emitieron.

Sería necio desatender esas señales y dar la espalda a esas expresiones tan claras, que el pueblo de méxico hizo llegar a quienes tenemos la vocación de dedicarnos al servicio público.

Si queremos mantenernos como opción política vigente debemos entender que lo que la sociedad necesita, lo que el pueblo requiere, aquello que a la gente le duele; y luego de captar esos reclamos, convertirlos en propósitos y acciones legislativas.

Con esa visión procederemos de manera acuciosa y responsable a detectar las necesidades más sentidas de nuestra gente, y a procesar el contenido de nuestro proyecto de agenda ciudadana.

En esa agenda, que en sucesivas sesiones daremos a conocer de manera integral, nos hemos trazado cuatro vertientes rectores de nuestra acción, las cuales son las siguientes:

  • Seguridad ciudadana y armonía social
  • Control y eficiencia del poder público
  • Desarrollo económico y social
  • Reforma política

A todos nos debe importar la plena y exitosa vigencia de las instituciones, que no debemos combatir por ceguera o por pasiones destructivas que deben erradicarse de la vida política.

En un plano de madurez y altura de miras, propiciaremos el acuerdo constante con nuestros partes, privilegiando la tolerancia como imperativo categórico de nuestro trabajo parlamentario.

Somos conscientes de la importancia que representa la pluralidad de esta representación popular; por lo que será propósito permanente de este grupo parlamentario propiciar el debate ordenado de las ideas que genere los productos legislativos que está necesitando la sociedad.

Para garantizar el mejoramiento de nuestro sistema democrático, proponemos una reforma consensuada, que refrende el principio que sólo la voluntad popular que es el origen del poder público, que erradique los conflictos postelectorales, que garantice la neutralidad del árbitro, y que sin demérito del papel del juzgador, se evite al máximo la judicialización de las elecciones.

Un clamor constante de nuestra gente ha sido el de mejorar la transparencia y rendición de cuentas, por ello con celo especial cumpliremos con nuestro deber de cuidar los dineros del pueblo, trabajando con empeño en la función fiscalizadora, bajo la premisa de que una sociedad más ordenada se debe fundar en el principio de que la honradez se postule como virtud y no se confunda como falta de carácter.

Procuraremos que la legislación sea resultado de una acción reflexiva y consensuada, de tal manera que la ley sirva para fortalecer nuestra cultura mediante el concurso plural de las ideas, y que en sus conclusiones priven la razón y el buen juicio, sobre la soberbia y el uso patrimonioalista del poder.

Enfrentaremos la representación con valentía y decisión, colocándolos de parte de los marginados de la fortuna, para que, en consonancia, logremos desterrar las servidumbres, los fanatismos y los perjuicios.

Hemos venido a trabajar, sin tregua y sin reposo. Hemos venido a defender los intereses de la sociedad, hemos venido a comportarnos como diputados del pueblo de guanajuato.

Siguenos